Viviendo en el metropolitano

Mis dueños me sacaron a pasear sobre las 5 de la mañana, hora extraña.

Mientras ellos discutían sobre no-sé-qué, vi a unos jóvenes al otro lado de la calle, no parecían de aquí.

Estos estaban sentados en un banco, uno dormía, mientras el resto especulaba, creo,  sobre lo que les ocurría a mis amos. Llevaban unas pulseras naranjas, me parece que de un festival de música, qué bien se lo habrán pasado.

(Aunque ha hecho bastante calor, y el metro agobia un poco.)

Supongo que mañana irán a ver el partido, o a lo mejor al Gran Parque.

Bueno, voy a echarme en el césped, que estos dos no se callan.

¡Oh, si se van ya! Claro, han esperado a que abriese el metro. Uhm, no van a saber el final de la historia de mis dos amigos.

PD: al final él la besa y se casan, fin.

Wau!

Anuncios

2 comentarios to “Viviendo en el metropolitano”

  1. Pennyhamuerto. Says:

    5 de la mañana,bonita hora para pasear.Crees ser el único superviviente a una bomba nuclear(malditas cucarachas),hasta que una panda de adolescentes borrachos te bajan de la nube(malditas cucarachas).

    Y que un fideo sea el centro del universo te da que pensar…
    ¿las napolitanas las elaboran en el metropolitano?

  2. se casan ???!!! eso no me lo esperaba jejejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: