ciérrame los ojos

Y no sonríe el barro, se queda hastiado, lamentando ser tierra.

Escucho el grito de las hormigas, mueren ignoradas. El llanto de las sirenas me desvela. Arde el mar.

Calla el halcón en su vuelo. Atraviesa la ciudad y desaparecen. Juegan el humo y el huérfano.

¿Quién canta antes de dormir?

Nadie se para.

No quiero mirar. Nadie quiere, por lo visto.

Arráncame los párpados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: