ya no escucho tu voz

Damos sin que pidan, esperando, a veces, algo a cambio. No esperes nada, serás más…

Me gustaría escribirte un poema, no sé empezar; la brisa…
Te imagino como la luna, no gorda, sino bella. Quizás alegre como el azúcar, mas no me convencen mis palabras y perezco en el intento.
Me he dado cuenta que lo único que sé escribir es tu sonrisa.

 

Como el volcán que destruye pero luego da de comer.

Allan Coliflor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: